Bodega del Riojano, imprescindible en Santander

La Bodega del Riojano Santander  es desde hace muchos, muchísimos años, uno de los restaurantes de referencia en Santander. Su cocina, enraizada en la tradición de la cercana Rioja, tiene como estandarte los celebérrimos pimientos rellenos de carne, siempre exquisitos y, debido a la generosidad de las raciones del Riojano, casi imposibles de acabar (aunque se afronta el reto con gusto). El resto de las especialidades en el Riojano siguen la misma pauta: cocina tradicional (con alguna salvedad que más adelante se explica), sencilla, realizada con buenos productos e idónea para ser disfrutada en su rústico comedor, espectacularmente decorado por decenas de barricas que sirvieron en su día de lienzos para algunos de los más afamados artistas contemporáneos españoles. La zona de barra, punto de encuentro para disfrutar de agradable tapeo a base de vinos, sirve para completar el conjunto y termina de explicar el prolongado éxito del Riojano.

El mantenimiento de una línea constante basada en los principios de la honestidad y el trabajo bien hecho ha traído al Riojano hasta nuestros días, aunque bien es cierto que los últimos tiempos se observaba cierto decaimiento general, difícil de definir pero bien perceptible por quienes hayan frecuentado a lo largo de los años el restaurante. Sin embargo recientemente se ha producido un cambio de gerencia que, manteniendo los principios y las características fundamentales del negocio, aporta un nuevo empuje a través de ideas más actuales y acordes con las tendencias y las demandas de un público que ha variado en sus gustos. Una acertada renovación de la carta que favorece el picoteo y aporta nuevos aires, junto con nuevo mobiliario en la zona de barra son los primeros síntomas de un cambio que rejuvenece esta entrañable Bodega del Riojano que, a pesar de su avanzada edad, goza de excelente salud.

 

3 comentarios en “Bodega del Riojano, imprescindible en Santander

  1. Cada vez que nos queremos dar un capricho nos gusta degustar vuestra cocina y disfrutr de la intimidad de vuestro comedor y la tranquilidad con que se come disfrutando sobre todo de esos callos que se dejan comer solos y de vuestras raciones que dejan a uno satisfecho no necesitando tener que repetir y volviendo para degustar otro tipo de menu en la siguiente visita y encantados de vuestro trato

  2. probablemente uno de los mejores restaurantes de España, por calidad, precio e instalaciones, asi como su gente

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *